Esta limonada de fresas con jengibre es una bebida refrescante y vibrante, perfecta para los días calurosos.

La mezcla de fresas frescas y jengibre picante, combinada con el jugo de limón fresco y un toque de dulzura, crea una bebida equilibrada y revitalizante. Ideal para servir con hielo, es tanto deliciosa como visualmente atractiva.

Ingredientes (para 2 personas)

  • 1 taza de fresas frescas, lavadas y sin hojas
  • 1 trozo de jengibre fresco de unos 2.5 cm, pelado y picado
  • 1 taza de jugo de limón fresco (aproximadamente 4-6 limones)
  • 4 tazas de agua fría

Preparación:

Preparar el puré de fresas y jengibre:

  • En una licuadora, combina las fresas y el jengibre. Licúa hasta obtener un puré suave.
  • Si prefieres una limonada más clara, puedes colar el puré para eliminar las semillas de las fresas y los trozos de jengibre.

Hacer la limonada:

  • En una jarra grande, mezcla el puré de fresas y jengibre con el jugo de limón.
  • Añade el azúcar y revuelve bien hasta que se disuelva.
  • Agrega el agua fría y mezcla nuevamente. Prueba y ajusta el nivel de azúcar o limón según tu preferencia.

Servir:

  • Llena vasos con hielo y vierte la limonada sobre el hielo.
  • Decora con rodajas de limón, fresas y hojas de menta si lo deseas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.