El kéfir de agua es una bebida fermentada y probiótica hecha con granos de kéfir, que son una combinación de bacterias y levaduras. Se elabora fermentando agua azucarada durante 24 a 48 horas, lo que produce una bebida ligeramente efervescente y ácida. Conocido por sus beneficios digestivos, el kéfir de agua es una alternativa popular para quienes buscan opciones sin lácteos y veganas.

Ingredientes (para 4 personas)

  • 3 cucharadas de granos (o nódulos) de kéfir de agua
  • 1 litro de agua sin cloro (agua filtrada o mineral)
  • 3-4 cucharadas de panela (o algún endulzante no artificial)
  • 1/2 limón (opcional, para sabor y mejorar el proceso de fermentación)
  • 10 a 15 gramos de flor de jamaica (opcional, para sabor)
  • 1/2 naranja (opcional, para sabor y ayudar en la fermentación)
  • 10 a 15 gramos de manzanilla fresca (opcional, para sabor)

Preparación:

  1. Preparar el agua azucarada:
    • Disuelve el azúcar en el litro de agua sin cloro. Asegúrate de que el azúcar esté completamente disuelto.
  2. Añadir los granos de kéfir:
    • Coloca los granos de kéfir de agua en un frasco de vidrio limpio.
  3. Fermentación:
    • Vierte el agua azucarada sobre los granos de kéfir y los ingredientes opcionales en el frasco.
    • Cubre el frasco con una tela o un filtro de café y sujétalo con una banda elástica. Esto permite que los gases de la fermentación escapen mientras protege el contenido de contaminantes.
    • Deja el frasco a temperatura ambiente, fuera de la luz solar directa, durante 24-48 horas. El tiempo de fermentación puede variar según la temperatura ambiente y tu preferencia personal por el nivel de fermentación.
  4. Colar y embotellar:
    • Después del tiempo de fermentación, cuela el líquido para separar los granos de kéfir y los ingredientes opcionales.
    • Prepara botellas de vidrio con los ingredientes que quieres como limón, naranja, manzanilla o flor de jamaica para sabor, vierte el kéfir de agua y déjalo infusionar
    • Después de un momento, puedes beberlo o refrigerarlo para detener la fermentación y disfrutarlo frío.
  5. Repetir el proceso:
    • Los granos de kéfir pueden ser reutilizados inmediatamente para un nuevo lote de kéfir de agua. Simplemente, repite el proceso desde el paso número 1.
  • Puede experimentar con diferentes tipos de azúcar e ingredientes opcionales para variar el sabor de tu kéfir de agua.
  • Si es la primera vez que usas los granos de kéfir, es posible que necesiten unos cuantos ciclos de fermentación para alcanzar su plena potencia.
  • Asegúrate de usar utensilios no metálicos para evitar dañar los granos de kéfir.

El kéfir de agua es una bebida probiótica excelente que puede ser una adición saludable a tu dieta diaria. ¡Disfruta de tu kéfir de agua casero!

Para más detalles, puede ver el video completo debajo.

b

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.